Las enfermedades neurodegenerativas agrupan a un tipo de enfermedad que provoca desórdenes cognitivos, pudiendo afectar al habla, el equilibrio, al movimiento e incluso a la respiración.

Dentro del amplio abanico de enfermedades destacamos algunas como el Alzheimer, el Parkinson, la Esclerosis Múltiple, la Esclerosis Lateral Amiotrófica, la Ataxia de Friedreich, la enfermedad de Huntington, la Demencia con Cuerpos de Lewy o la Atrofia Muscular Espinal, entre otras.

Dado que la mayoría de ellas suele afectar a la capacidad para moverse de los pacientes de manera autónoma, la fisioterapia cobra gran importancia en la mejoría de la calidad de sus vidas.

La fisioterapia neurológica se encarga de reeducar los patrones de movimiento alterados que se han instaurado tras la lesión nerviosa, ya que el cerebro humano es un órgano increíblemente adaptativo (neuroplasticidad) y mantiene la capacidad de ser remodelado a lo largo de toda su vida, incluso tras una lesión neurológica.

¿Qué beneficios aporta?

A pesar de que cada enfermedad tiene sus especificaciones particulares, podemos citar como algunos de los beneficios que pueden obtener los pacientes que se encuentren en dicha situación y reciban tratamiento fisioterapéutico las siguientes:

  • Mantenimiento de la capacidad de flexibilidad y movilidad
  • Recuperación de la musculatura y la fuerza
  • Trabajo de la coordinación de movimientos
  • Corrección y aprendizaje de posturas
  • Trabajo del equilibrio y la movilidad
  • Capacidades respiratorias
  • Mejora de las técnicas de respiración
  • Aprendizaje de la relajación

¿Cómo se desarrolla el tratamiento?

En primer lugar, el especialista debe realizar un examen completo al paciente y valorar en qué zonas es necesario actuar para mejorar la calidad del paciente.

Tras esto se comprueba cómo está afectando la enfermedad a las articulaciones, qué partes del cuerpo se encuentran más deterioradas y cuáles son los posibles beneficios que puede aportarle.

Posteriormente, se plantearán las técnicas y métodos que mejor se adecúan a su perfil para iniciar el tratamiento, cuya periodicidad también marcará el especialista. Es importante resaltar que es muy conveniente que la relación multidisciplinar sea fluida y actualizada, ya que esto permitirá revisar la eficacia del tratamiento fisioterapéutico y detectar los progresos del mismo o identificar las carencias para ir modificándolo en función de los resultados obtenidos.

¿En qué casos es bueno acudir al fisioterapeuta?

La fisioterapia neurológica es aconsejable para cualquier persona que haya sufrido un daño o proceso neurológico. En la mayoría de ocasiones, la prescripción de la fisioterapia se realiza acorde con el tipo de patología.

En el caso de los Ictus, Lesión Medular, Traumatismo Cráneo Encefálico, que tienen un inicio brusco, la fisioterapia adquiere un gran protagonismo durante el proceso agudo y también durante el proceso de recuperación.

En el caso de enfermedades neurodegenerativas, en aquellas que tienen un curso más progresivo la fisioterapia interviene en paralelo con la evolución de la enfermedad y se puede prolongar durante toda la vida aunque, obviamente, se hagan periodos de descanso.

Si quieres conocer cómo trabajan nuestras especialistas puedes pedir cita en el número de teléfono 957086113 o realizar tu consulta a través de nuestra web. www.aprenderpensando.es.