La fisioterapia se define, según la WCPT o Conferencia Mundial por la Fisioterapia en base a dos vertientes:

  • Según la vertiente relacional o externa que la define como “Uno de los pilares básicos de la terapéutica de los que dispone la Medicina para curar, prevenir y readaptar a los pacientes. Estos pilares están constituidos por la Farmacología, la Cirugía, la Psicoterapia y la Fisioterapia.”
  • Según la vertiente sustancial o interna definiéndose como el “Arte y la ciencia del tratamiento físico, es decir, el conjunto de técnicas que mediante la aplicación de agentes físico curan, previenen, recuperar y readaptan a los pacientes susceptibles de recibir tratamiento físico.”

También, como se recoge en el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, se puede definir la Fisioterapia como “Ciencia y arte del tratamiento físico; es decir, el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas, que mediante la aplicación de medios físicos, curan y previenen las enfermedades, promueven la salud, recuperan, habilitan, rehabilitan y readaptan a las personas afectadas de disfunciones somáticas, psicofísicas u orgánicas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud”.

“El objetivo último de la Fisioterapia es promover, mantener, restablecer y aumentar el nivel de salud de los ciudadanos a fin de mejorar la calidad de vida de la persona y facilitar su reinserción social plena.”