La Logopedia es una profesión de la salud en el ámbito sanitario y en el educativo cuya función principal consiste en la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las patologías y los trastornos de la comunicación oral y escrita, del lenguaje, del habla, la voz, de la deglución y de la audición.

El campo de actuación que contempla la Logopedia, abarca tanto a la población infantil y adolescente como a las personas en edad adulta.

La figura del logopeda debe estar representada por un profesional debidamente titulado (Diplomado/Graduado en Logopedia) que se encargue de prevenir, evaluar el problema, diagnosticar la causa y el trastorno, asesorar a la persona, investigar y estar al día sobre los avances científicos con respecto a su campo de actuación y rehabilitar todas aquellas dificultades relacionadas con el lenguaje hablado y escrito, la articulación del habla, la audición, la deglución y la voz en todas las edades.

El trabajo de una Logopeda puede ubicarse en diferentes contextos tales como centros sanitarios (hospitales, clínicas, consultas médicas, mutuas, gabinetes logopédicos, etc.), centros educativos (colegios, guarderías, etc.) y centros de atención a personas mayores y Asociaciones de Enfermos (Síndrome de Down, Parálisis Cerebral, Parkinson, Esclerosis Múltiple, etc.).