Seguro que alguna vez has sufrido un dolor de cabeza. ¿Te has planteado alguna vez a qué puede deberse? Si es así, para empezar has de acudir al médico especialista, que será quien diagnostique de manera competente a qué responde tu dolor.

No obstante, desde Aprender Pensando te daremos algunas indicaciones de cómo abordar y disminuir la sensación de dolor, siempre y cuando el diagnóstico del neurólogo sea que padece cefaleas o migrañas tensionales.

Conviene indicar que, en la mayor parte de los casos, puede estar favorecido o mantenido por a la edad, el estrés, el consumo de alcohol, una dieta alimentaria indebida, cambios hormonales o meteorológicos, falta o exceso de sueño, causas hereditarias o provocados por la ingestión de determinados medicamentos.

Así, podríamos hablar de factores no modificables, como pueden ser la edad, factores genéticos o cambios hormonales, y factores que cumpliendo unos adecuados hábitos de vida nos ayudarán a prevenir o a disminuir su intensidad.

¿Cómo prevenir las cefaleas?

Podemos introducir en nuestros hábitos de vida los siguientes aspectos para reducir la frecuencia e intensidad en la aparición de cefaleas:

  • Realizar ejercicio físico. Éste puede ser un buen aliado para combatir el estrés provocado por las largas jornadas laborales o la carga de tareas profesionales y familiares que tenemos que gestionar a lo largo del día.
  • Dormir bien. Es necesario que nuestro cuerpo descanse las horas que requiere y realizarlo en un horario determinado, para poder rendir a lo largo del día. Un mal hábito del sueño puede provocarnos intensos dolores de cabeza.
  • Entrenamiento en relajación. Nos ayudará a conocer y concentrarse en nuestro cuerpo, su ritmo y funcionamiento, para adecuar la postura corporal a un estado de relajación que evite que las tensiones del día se acumulen en nuestra musculatura.
  • Cuidar la alimentación. Además de por otras múltiples cuestiones, mantener una dieta equilibrada nos ayudará también a prevenir las cefaleas, por lo que es recomendable tomar frutas y verduras diariamente y evitar las grasas.

Fisioterapia y Psicología, una buena combinación para reducir la frecuencia e intensidad del dolor

De forma complementaria al tratamiento farmacológico en los casos en los que el especialista lo requiera, desde el ámbito profesional de la fisioterapia y la psicología podemos contribuir a la mejora de la calidad de vida de la persona que padece cefaleas o migrañas tensionales.

Las profesionales de nuestro equipo trabajan de manera coordinada para proporcionar tratamiento al dolor físico, además de proporcionarnos estrategias de gestión psicoemocional que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida.

Si quieres conocer cómo trabajan nuestras especialistas puedes pedir cita en el número de teléfono 957086113 o realizar tu consulta a través de nuestra web. www.aprenderpensando.es.